Consejo de experto: los rincones gourmet de Parma

Travel

Todos sabemos de la fama de la pizza de Nápoles y de la pasta de Roma pero, ¿cuál es el verdadero rincón gourmet? No puede ser otro que Parma, donde se encuentra Fidenza Village, otro miembro de The Bicester Village Shopping Collection.

La región es el lugar de origen del jamón Prosciutto di Parma y del queso Parmigiano-Reggiano, así como de uno de los mercados gastronómicos más exquisitos de Italia y de una serie de restaurantes formidables y sorprendentemente asequibles en los que cualquier comidista se volvería loco.

Al Vèdel

Se encuentra en el pequeño pueblo de Colorno, a 20 minutos en coche al norte del centro de Parma en el valle del Po, y es famoso por su culatello, conocido como el «rey del prosciutto» entre los entendidos en jamón. El chef y productor de jamón Enrico Bergonzi elabora el suyo propio, de modo que los comensales pueden probar el mejor culatello con una curación de 16, 26 y 38 meses. Cuenta también con una bodega en un sótano, donde hay colgados 7000 jamones culatello a la espera de ser devorados por sus fervientes clientes.

Borgo 20

No te puedes perder el maravilloso risotto de este modesto local situado en el centro de la ciudad. Se prepara con queso parmesano y, por encima, se le echan lascas de jamón curado crujientes. Las pizzas se elaboran con una masa que se deja subir durante tres días. Puedes sentarte dentro o fuera, y siempre está lleno de gente.

960x540-parma-food-hotspots-cured-meat.jpg

Ristorante Cocchi

Este lugar, que se remonta a los años 20, tiene unos orígenes sencillos: paneles de madera, camareros pintorescos de aire clásico, una gran variedad de pasta hecha a mano y guisos, plato recomendado especialmente para los entusiastas de la carne (se sirven siete tipos de carne guisada con diversas salsas a elegir).

Mercado de Piazza Ghiaia

Este mercado al aire libre en la Piazzale della Pace lleva en activo desde el siglo XIII y está abierto desde las siete de la mañana hasta las dos de la tarde los miércoles y los sábados. Es una delicia para comprar y subir fotos a Instagram. El mercado está siempre atestado de curiosidades, vinagre balsámico, pasta fresca y lugareños. Confía en ellos; conocen mejor que nadie sus productos.

Caseificio CPL

Lugar ineludible para los amantes del queso. Esta fábrica de parmesano Parmigiano-Reggiano lleva en funcionamiento desde sus inicios en el siglo XIII de la mano de los monjes benedictinos. Haz una visita para ver cómo elaboran el queso —a mano aún hoy— antes de que lo sumerjan en salmuera a base de sal del oeste de Sicilia para que adquiera su característica consistencia dura. Los quesos enteros se maduran entonces durante tres años antes de proceder a su venta.

960x540-parma-food-hotspots-parmigano.jpg
Top