Estilo de vida

BELLEZA
Holly de www.articleofstyle.co.uk

Propósito 1: Invierte en cuidados de la piel
A medida que voy cumpliendo años, mi lista de exigencias en cuanto al cuidado de la piel no sólo se ha alargado, si no que se ha vuelto más específica. Un limpiador genérico de farmacia ya no da la talla, y si hay algo que justifica una buena inversión, es la piel. He dejado atrás la costumbre de cambiar de rutina de belleza cada mes. Ahora concentro mis energías en encontrar productos con poderes comparables a los del Santo Grial, en los que pueda confiar año tras año. Mis predilectos son los elixires que miman la dermis, las máscaras rejuvenecedoras, ¡y los limpiadores milagrosos!

Propósito 2: Logra el efecto triple
Al terminar un largo día en la oficina nada me apetece más que desprenderme de toda la suciedad acumulada durante la jornada, ponerme el pijama y olvidarme de la reina de la belleza que creía ser a las ocho de la mañana. Dicho esto, mi piel nota la diferencia si me esfuerzo en incorporar los tres pasos fundamentales (limpieza, tonificación e hidratación) en mi régimen de cuidado. Si decido mimarme aplicándome crema de noche, sérum o aceite, a la mañana siguiente realmente noto los resultados. Por esta razón 2016 va a ser el año del ‘efecto triple’ –reservaré cinco minutos cada noche para asegurarme de que mi piel recibe los cuidados que se merece.

Propósito 3: Es hora de pensar en los demás
Quizás sea por la abundancia de espíritu navideño, o porque me he dado cuenta de que todos mis otros propósitos de año nuevo tienen que ver conmigo misma, pero he decidido que este año voy a implicarme en proyectos de voluntariado. Estamos tan enfrascados en nuestra existencia digital y materialista que olvidamos que hay muchos ancianos que no tienen algo tan simple pero tan vital como el amor de familiares y amigos. Dedicarles una hora a la semana puede alegrarles el día, y considero que es muy importante mostrar a los mayores que, a pesar del ritmo desbocado que impone nuestra época, no se les deja atrás

Sigue a Holly
Twitter: @articleofstyle
Instagram: @articleofstyle

 

SALUD
Natalie de balancedbeingonline.com

Propósito 1: Reduce el consumo de azúcar
¿Buscas un reajuste para el nuevo año? Prueba a reducir el consumo de azúcares refinados, y sigue el proceso mediante un diario en el que apuntes cómo te ves y cómo te sientes. Deberíamos esforzarnos en cocinar desde cero con ingredientes frescos, pero no siempre es posible o no resulta práctico. Muchos alimentos preparados, desde el pan a la salsa de tomate, contienen azúcares ocultos así que para este año adopta el hábito de comprobar las etiquetas de los productos. No pasa nada por caer en la tentación dulce de vez en cuando, pero cambia los caprichos habituales por pequeñas cantidades de azúcar de coco, miel cruda o sirope de arce. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Propósito 2: Estrésate menos
Compatibilizar el trabajo, la familia y las presiones cotidianas ciertamente puede pasar factura. Lamentablemente, experimentar altos niveles de estrés durante largos periodos de tiempo puede desembocar en serias consecuencias físicas y mentales. Es importante aprender a desconectar, así que este año proponte como misión apuntarte a una clase de ejercicio físico para estimular tu sistema linfático. O aún mejor: incorpora sesiones de yoga o meditación a tu día a día. Apagar el móvil por las noches y tomarse un descanso de email y redes sociales también es mano de santo.

Propósito 3: Trátate bien
Este año intenta ser la persona más saludable y equilibrada posible, pero hazlo por ti. No te obligues a conseguir un físico concreto que puede resultar inalcanzable. Los pequeños ajustes y las metas realistas tienen a la larga un efecto positivo en tu salud y aportan más beneficios que un estilo de vida restrictivo. A lo largo de los años he perfeccionado platos deliciosos y saludables, pero también me he preocupado de mi bienestar general. Hay algo increíblemente poderoso en aprender a amar tus formas naturales y en alcanzar la paz con tu propio cuerpo.

El libro de cocina de Natalie, Balanced Being: Simple & Delicious Healthy Recipes, está a la venta en Amazon en edición de bolsillo y para Kindle.

Sigue a Natalie
Twitter: @NatalieG_BB
Facebook: @BalancedBeing
Instagram: @balancedbeinglondon

 

MODA
Lisa de www.lisarvd.com

Propósito 1: Compra menos y elige bien
Mi armario está a rebosar, pero todavía tengo días en los que insisto en que no tengo nada que ponerme. Por esta razón, este año quiero refinar mi vestuario y construir una colección cápsula formada por prendas bonitas que pueda atesorar durante años. En lugar de comprar artículos baratos a granel, busca artículos de cuero, cachemir y lana de la mayor calidad –en especial cuando se trata de prendas que te pones a diario, como un abrigo de invierno o un estiloso par de zapatos de cordones.

Propósito 2: Despréndete de lo que no te pones
La moda me apasiona desde una edad muy temprana, y siempre he estado a la caza de los imprescindibles de cada temporada. No obstante, tenía la mala costumbre de comprar las mismas prendas en diferentes colores y materiales sin estar 100% segura de si me gustaban o no. Desesperada por algo de claridad, decidí poner en orden mi guardarropa y desprenderme de todo lo que no me ponía. Ahora abro mi armario y solo veo piezas que me encantan –escoger un estilismo diario me resulta mucho más agradable.

Propósito 3: Invierte en básicos
Como buena fan de los básicos, soy muy exigente a la hora de hacerme con la prenda perfecta. El truco está en simplificar y construir un fondo de armario con camisetas, pantalones, y punto de cachemir, en colores tenues y de calidad. Úsalos como base y da rienda suelta a tu creatividad mezclándolos con piezas más llamativas.

Sigue a Lisa
Facebook: @LISARVD
Instagram: @lisarvd
Lookbook: @LisaRVD

 

INTERIORISMO
Gabriella de www.flat15.com

Propósito 1: Sé creativo con los estampados
Al diseñar un espacio suelo mezclar de manera consistente colores sólidos con tonos neutros. No obstante, últimamente me he enamorado de algunos fascinantes y atrevidos estampados. Este año me he decidido a introducir más toques de este tipo en mis proyectos decorativos, y a invertir en piezas que los acentúen, como son los cojines, las alfombras o el arte abstracto.

Propósito 2: La clave está en los clásicos
Se nota que soy adicta al diseño de interiores porque tiendo a ampliar de manera constante mi colección de objetos decorativos. Resulta estupendo para estar al tanto de las tendencias visuales, pero me he dado cuenta que muchas de las piezas que he acumulado no combinan entre sí, o no pueden agruparse como parte de un juego. Mi meta para el 2016 es buscar artículos del hogar que sean clásicos y pueda usar durante muchos años.

Propósito 3: Busca detalles en cobre
Siempre he sido fan de los toques metalizados en el hogar – actualmente el mobiliario de cobre es uno de mis favoritos. Me gusta especialmente cómo queda contra una pared pintada en tonos neutros, y estoy deseando añadir más combinaciones similares en mis futuros proyectos. Tengo especial debilidad por la mezcla de lámparas de mesa de cobre viejo con paredes en gris suave: ¡Simplemente perfecto!

Sigue a Gabby
Twitter: @flatfifteen
Facebook: @Flat15
Instagram: @flat15

El nuevo vintage

Ponte un disco de David Bowie y disfruta con The White Duke mientras analizamos una de las tendencias con más peso esta temporada. Y no nos hemos vuelto locos, para nada. Si bien es cierto que el concepto vintage, que ya lleva unos cuantos años con nosotros, se refiere a prendas sacadas del armario de nuestros padres, añadirle la palabra nuevo lo eleva a otra dimensión, porque esto es lo que sucede este invierno.

Desde hace ya un tiempo, voces como la el diseñador norirlandés J.W. Anderson llevan reclamando una nueva etapa en el hombre. Comienza un periodo que si bien choca de frente con el lumbersexual que algunos tanto defienden (ese leñador salido de las montañas y vestido con camisas de cuadros), cada día que pasa se va haciendo más fuerte. El eco de este último grito de la moda se repite de manera incansable en las pasarelas y está a punto de dar su salto a la calle.

Hablamos de un nuevo tipo de hombre que se preocupa por la moda y que defiende tener su propio estilo. De una nueva propuesta liderada por Anderson en Loewe y Alessandro Michele en Gucci donde se recupera el espíritu de dandis contemporáneos como el propio Bowie o Mick Jagger y un lenguaje que nos recuerdan a los más brillantes 70 con elementos como el estampado wallpaper, los marrones y verdes en sus declinaciones más elegantes, el uso de la piel y una formas de cierto carácter andrógino con la portada del álbum ‘Hunky Dory’ como punto de partida.

Para algunos resultará complicado adaptar esta tendencia a la calle, pero nadie dijo que la moda siempre fuera un camino fácil.