Haz las maletas como una experta

A veces necesitas dejar un poco de espacio

Haz las maletas como una experta

Todo el mundo sabe que a nadie le gusta hacer las maletas. Sería ideal poder apretar un botón y encontrarse directamente en la playa tomando el sol. Hay que hacer una lista, decidir entre sandalias aparentemente idénticas (bueno, tú sí las distingues), hacer pilas de "sí" y "tal vez"... La verdad es que no es una tarea que digamos muy entusiasmante. Encima, al volver tienes que conseguir meter las compras que hayas hecho, cuando la maleta ya está a rebosar. Y semejante tarea contradice el concepto de relajarse durante las vacaciones.

Pues bien, debes evitar sentirte sobrepasada incluso antes de subir al avión. Sigue nuestra guía para evitarlo.


PREPARA EL ITINERARIO

Pues sí. Te advertimos que no todo son piñas coladas en un mar de rosas. En serio, la organización es esencial, y es la mejor forma de garantizar que no te pases con el equipaje. Si intentas imaginar en qué consistirán tus vacaciones, esto te ayudará a saber qué necesitas llevarte. Redacta un plan de lo que piensas hacer cada día, por ejemplo, un día en la playa o un brunch a media mañana en alguna cafetería de moda de la ciudad. De este modo, sabrás qué prendas llevar para cada ocasión y evitarás poner en la maleta el décimo bikini por si acaso.

 

NO TIENTES AL DESTINO

A continuación, comprueba la predicción del tiempo para tu destino. Si pone que hará viento, olvídate de llevarte el sombrero. Apps como PackPoint te facilitarán la tarea – sólo tienes que responder a unas sencillas preguntas y te configura una lista personalizada de qué cosas llevarte.

 

ROPA PARA IMPACTAR

Si el tiempo lo permite, los vestidos no pueden faltar. Ya sea el vestido vaquero, el tipo blusón o uno de medio largo en un color llamativo, todos ellos pueden salvarte en muchas ocasiones. Además, con sólo una prenda estás vestida. Eso sí que te ahorra espacio.

DEJA ESPACIO PARA OTRAS COSAS

A nadie le gusta pasar 20 minutos rebuscando en la maleta esos pantalones cortos que estás segura que has traído y tienen que andar por algún lado.
La solución son los cubos de viaje – unos organizadores que te van a encantar. La idea es guardar artículos similares en cada bolsita, que luego encajan en la maleta como piezas de un rompecabezas. No solo te ayudan a mantener el orden y te facilitan las cosas cuando tienes que vivir con lo que tienes en la maleta, sino que además maximizan el espacio, que es de lo que se trata.

 

DESCOMPRESIÓN

Las bolsas de compresión son ideales para prendas que abultan como los anoraks de esquí o las toallas de playa, y además son útiles para separar la ropa sucia de la limpia. Si pones algunas prendas en estas bolsas con cremallera conseguirás liberar espacio y evitarás que la ropa te quede arrugada cuando llegues a tu destino. Et voilá.