RECARGA TUS PILAS

RECARGA TUS PILAS

Si bien el ejercicio es un componente clave para el cuerpo de cara al verano, conviene no olvidar la preparación antes, durante y después de la sesión, para no perder de vista tus objetivos. Con ayudas, que van desde los súper alimentos hasta los aceites con suplementos vitamínicos, y con nuestras sugerencias para entrenar de forma eficaz, podrás darle energía al cuerpo y equilibrio a la mente.

ACTÍVATE

  • AL LEVANTARTE: Para la primera bebida del día, prueba infusionar en agua un limón recién exprimido con una pizca de pimienta cayena. La vitamina C, los antioxidantes y los electrolitos del limón, estimulan las encimas naturales del hígado y ayudan así a oxigenar y purificar el cuerpo. La pimienta cayena, por su parte, contribuye a regular los niveles de azúcar en la sangre y estimula el metabolismo aumentando la temperatura corporal.
  • DESAYUNO PARA LEVANTAR EL ÁNIMO:  ¿Por qué no pruebas un revitalizante natural diferente? Prueba aloe vera para los problemas digestivos, la equiinácea por sus propiedades antigripales o el ginseng para reducir el estrés de forma natural.
  • EL PODER DE LOS AROMAS: Si sueles perder el ritmo cuando haces ejercicio, llévate un frasco de aceite aromático en la bolsa de deporte y date un masaje antes de empezar. Los aromas tonificantes como la naranja, la menta o el eucalipto mejoran la concentración y la coordinación.

TONIFICA

  • USA LA IMAGINACIÓN: Los días de correr en la cinta sin más han pasado a la historia – hay infinitos modos para ponerte en forma, así que utiliza la imaginación y diseña un régimen a la medida de tus objetivos e intereses. Si el yoga es demasiado relajante para ti, ¿qué tal el acroyoga? ¿Estás harta de las abdominales? Puedes darle una oportunidad al hula-hop. Busca lo que te gusta y anímate a apuntarte a algo nuevo.
  • EJERCICIOS CON ESTILO: Te motivarás más si te sientes bien al sudar. Muchas marcas han elevado al máximo la calidad de la ropa deportiva, y crean prendas dinámicas y de diseño con un componente de durabilidad avanzado. Ten en cuenta la libertad de movimientos y elige colores vivos con diseños punteros para revitalizar y fortalecer tus ejercicios.
  • ENTRENA MÁS: Tanto si eres fan del Pilates como de correr, o si prefieres alternarlos según el día, preparar una lista de reproducción adecuada para toda la duración del ejercicio puede servirte de inspiración. Intenta reflejar los niveles de actividad en el ritmo de la música y ve aumentando la intensidad a medida que avanza la sesión.

RECUPÉRATE

  • REPONTE BIEN: Procura rehidratarte de forma diferente, con agua de coco o zumo de sandía con un toque de lima con el fin de recuperar los glucógenos y electrolitos perdidos durante el ejercicio. Con respecto a la alimentación después del gimnasio, haz comidas que se adapten a los objetivos de tu entrenamiento. Si lo que quieres es perder peso, mezcla de 15 a 30 gramos de proteína con partes iguales de carbohidratos.
  • CUIDA TUS MÚSCULOS: Si has hecho demasiado ejercicio y sientes tensión, añade jengibre fresco a la comida, zumo o infusión. Los componentes y aceites antiinflamatorios de esta planta tienen propiedades que reducen eficazmente la fatiga y el dolor muscular. El magnesio antes de acostarte también funciona bien para aliviar el dolor y la tensión muscular – utilízalo en forma de aceite para un mejor resultado.
  • ACTIVA TU MENTE: Todas las noches, dedica un tiempo para ti, respira, relájate y siéntete orgullosa de lo que has logrado a lo largo del día. Visualiza que avanzas sin esfuerzo hacia tus objetivos y establece tus intenciones para el ejercicio del día siguiente.

Los Veranos del Village

Ver